El desplazamiento que sigue mi elaboración artística,  se produce con la intensidad de una falla geológica.

De Wiki:

  En geología, una falla es una discontinuidad que se forma por fractura en las rocas superficiales de la Tierra (hasta unos 200 km de profundidad) cuando las fuerzas tectónicas superan la resistencia de las rocas. La zona de ruptura tiene una superficie generalmente bien definida denominada plano de falla y su formación va acompañada de un deslizamiento de las rocas tangencial a este plano.

El movimiento causante de la dislocación puede tener diversas direcciones: vertical, horizontal o una combinación de ambas. En las masas montañosas que se han alzado por movimiento de fallas, el desplazamiento puede ser de miles de metros y muestra el efecto acumulado, durante largos periodos, de pequeños e imperceptibles desplazamientos, en vez de un gran levantamiento único. Sin embargo, cuando la actividad en una falla es repentina y brusca, se puede producir un gran terremoto, e incluso una ruptura de la superficie terrestre, generando una forma topográfica llamada escarpe de falla. El 18 de abril de 1906 la falla de San Andrés llamó dramáticamente la atención del mundo con un devastador terremoto de magnitud 8.1 en San Francisco, California. Esta gigantesca falla es el área de contacto, o frontera, entre dos de las grandes placas tectónicas: la del Pacífico y la de Norteamérica

“BUSCOFAMILIA”

“El encuentro de un libro que ha llegado a mis manos azarosamente, dentro de él una foto que compone a una familia minera tomando la once, una foto real, no es una ficción, ni dice mucho por sí sola”.

Loreto Garín Guzmán

Febrero del 2005


En la pagina 61 de ese libro, dentro del capítulo sobre los mineros del carbón de Lota, aparece una fotografía a color de una familia numerosa posando mientras toma la once. Seis niños y cuatro adultos componen una imagen que rememora “La última cena”. En el centro un niño pequeño con la mitad del rostro cubierto por una gigantesca taza de Té.

La imagen se convierte en un objeto de numerosas preguntas, observaciones, imaginarios. Obsesión que quizás surge por la imagen de alimentación que se hace presente en ella o por la tranquilidad sospechosa de los rostros.

Así, de pronto, me encuentro buscando a una familia.

El proyecto, entonces, pasó de un gesto simbólico a la búsqueda real. Intentando indagar en las reacciones de ciertos grupos sociales frente a una situación que se hace absurda, pero que no resulta del todo ajena “La búsqueda de una familia que toma tranquila la once”, aquella que no necesariamente es la propia pero que fue protagonista de un libro en un periodo de la historia, construido a través de la subjetividad, en una ciudad al sur de Chile, una familia que mientras toma la once cuenta su experiencia de vida y trabajo en una empresa estatal.

El libro que genera la búsqueda es “Nosotros Los Chilenos #7”, “Así Trabajo YO” de la Empresa Editora Nacional Quimantú, Ltda. Diciembre de 1971. En este libro se encuentra la historia de tres oficios: “El Volantinero Guillermo Prado”, “Los mineros del carbón” relatado por la familia Nova, y “Los camioneros Interprovinciales”.

Quizás su última pagina pone de manifiesto la intención de esta búsqueda con la siguiente frase: “Nosotros los chilenos, Amplia visión de qué, quiénes somos, y la realidad en que vivimos”.